14 sept. 2010

Las cajas de ahorro se lanzarán a la privatización para cumplir con Basilea III:

Los requisitos que establece la regulación de Basilea III acelerarán el proceso de privatización de las cajas de ahorro, lo cual supondrá un coste aproximado de 40.000 millones de euros para el conjunto del sector, apunta El Economista. Aparte de esto, la nueva normativa afectará a todas las entidades españolas, ya que multiplicará por cuatro los niveles de solvencia exigidos y a partir de 2013 cambiará el modo de calcularlos. Según los datos de la Asociación de Intermediarios de Activos Financieros (AIAF), el sector bancario acumula en su cartera participaciones preferentes por un importe de aproximadamente 28.000 millones de euros, a pesar de que estos instrumentos de deuda dejarán de computar en el ratio de capital de primera categoría Tier 1. La conversión hacia otras herramientas, como acciones o reservas, obligará a las cajas a optar por la privatización, ya que no cuentan con capital social y actualmente poseen 15.862 millones del total de preferentes colocadas en el mercado. Por todo ello, los reguladores se han mostrado flexibles con las entidades para no alterar la recuperación de la economía y han permitido que las viejas participaciones se puedan reconvertir hasta 2023, aunque con unas condiciones menos ventajosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario