27 may. 2011

El debut de Santander Río podría ascender a unos $1.000 millones:

Primero fue Brasil, y ahora es el turno de Argentina. Banco Santander comunicaba ayer que ha presentado los documentos correspondientes a los reguladores de Argentina y Estados Unidos para lanzar Santander Río. El objetivo de la entidad cántabra es ampliar su red de oficinas en el país e iniciar una "búsqueda activa de activos en el corto y medio plazo", tal y como indica The Wall Street Journal. En el folleto remitido a los reguladores, Santander Río muestra su intención de abrir unas 100 oficinas (lo que supone un incremento del 35%) e instalar 200 nuevos cajeros automáticos de aquí a 2013, aumentado así su cartera de préstamos. Este plan de expansión tendría un coste de entre 87 y 173 millones de euros, según los expertos de Inverseguros. En el comunicado remitido a la CNMV, Santander indica que aún no ha definido cuál será el importe de la operación, pero según apuntaba Thomson Reuters la semana pasada, podría ascender a unos 1.000 millones de dólares. Esta operación no es ninguna novedad, ya que Santander había confesado su interés por ponerla en marcha desde principios de año, aunque expertos como los de La Caixa la han valorado, y creen que Santander optará por una OPS para captar capital nuevo. "Consideramos la salida a Bolsa positiva ya que permitirá poner en valor la filial (aflorando plusvalías) y captar recursos para financiar el crecimiento en el país", opinan estos expertos. Este debut no será el último que protagonice Santander este año, ya que la entidad tiene previsto sacar a Bolsa su filial británica en la segunda mitad de año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario