27 abr. 2011

Santander blinda los contratos de su cúpula para evitar la fuga de talentos:

El banco Santander ha endurecido los contratos de los ejecutivos pertenecientes a su cúpula directiva para dificultar así su salto a la competencia, según publica Expansión esta mañana. La entidad adopta esta medida para evitar situaciones como las vividas en 2010, cuando el responsable de Santander UK, António Horta-Osório, renunció a su cargo para ser consejero delegado de Lloyd´s, arrastrando consigo a otros cuatro directivos de Santander. El banco presidido por Emilio Botín está introduciendo tres nuevas cláusulas a los contratos, inspirándose en el modelo anglosajón: la primera regula la no competencia (los directivos que dejen la entidad no podrán trabajar en ningún otro banco durante uno o dos años); la segunda cláusula impedirá que los ejecutivos puedan llevarse con ellos a otros empleados, clientes o proveedores del grupo; por último, cuando alguien quiera abandonar la entidad, Santander se reserva el derecho a marcar las reglas sobre cómo será el proceso de salida del directivo. Los cambios fueron aprobados por el Consejo de Administración celebrado por el Santander el pasado 24 de enero. El banco está revisando ya los contratos de sus 31 directivos de mayor rango: los seis consejeros ejecutivos y los 25 miembros de la alta dirección que no forman parte del consejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario