2 mar. 2011

Standard Chartered registra su séptimo año consecutivo de beneficios récord:

Standard Chartered ha registrado su séptimo año consecutivo de beneficios récord gracias al descenso en provisiones por pérdidas de préstamos. El banco ha publicado una subida del 29% en sus beneficios para 2010, hasta los 4.330 millones de dólares, por encima de los 4.210 millones esperados por los analistas. Las cargas por impagos han caído un 56% y la emisión de préstamos ha aumentado en un 22%. La entidad prevé un crecimiento de doble dígito en ingresos para 2011. No obstante, el consejero delegado del prestamista, Peter Sands, ha advertido que la mayor amenaza a los beneficios es la falta de coordinación en los cambios a la regulación financiera. "Hay múltiples fuentes de cambios regulatorios y políticos y no siempre van de la mano. Uno de los riesgos críticos, en nuestra opinión, es que el solapamiento o la falta de coordinación en los cambios de regulación causen consecuencias no buscadas", afirma Sands.

No hay comentarios:

Publicar un comentario